viernes, 29 de febrero de 2008

8.- Protección del menor

Hoy he leído una noticia que me ha dejado helada ya desde el título "Papá mató a mamá, le hizo pum, pum y cayó".
Se trata de la explicación de un niño de 4 años sobre como su papá mató a su mamá. Y yo me pregunto... ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar?, ¿quién protege a nuestros menores?... Me parece indignante que los medios de comunicación se sirvan de las palabras textuales de un niño de 4 años para vender. Lo mejor de todo es que al lado del artículo aparece una foto de la madre y yo sólo puedo pensar en ese niño, ¿no es demasiado triste ya haber vivido una situación así como para que aún encima se publique cómo vivió él ese momento?

Lo peor de todo es que no podemos echar la culpa a los medios de comunicación y quedarnos con los brazos cruzados. Todos debemos ser conscientes e intentar proteger a nuestros menores (que son de todos porque son la sociedad de mañana) y ya no me refiero sólo a estos casos.

Me indigna profundamente también ver este tipo de programas ahora tan de moda en la que los padres llevan a sus hijos a un plató o teatro, los disfrazan, hacen una actuación y después se exponen a las críticas de un supuesto "jurado"... ¡qué es esto!

¿En qué está fallando la sociedad y porqué permitimos esto? Creo que deberíamos hacer una reflexión muy grande a este respecto, no todo vale en cuestión de menores.
Lo mejor de todo es que después nos quejamos de cómo están los niños... ¡qué esperamos!

Estamos educando en una sociedad de consumismo en la que los valores no tienen importancia, estamos perdiendo el norte y deberíamos volver a encontrarlo para poder ayudar a nuestros niños, a esos adultos del día de mañana, intentando que adquieran una serie de normas y comportamientos sociales basados en la tolerancia, el respeto y la dignidad.

Lo que Cristian (el niño de la noticia) merece no es esto, bastante ha sufrido ya viendo morir a su madre y siendo agredido por su propio padre como para que aún encima se convierta en un "monigote" de los medios de comunicación. Porque su abuela permite que publiquen las palabras textuales del niño (que yo comprendo perfectamente su dolor y no la culpo, pero hay formas y formas y desde mi juicio no todo vale), los medios de comunicación lo publican haciéndose eco de sus palabras, el resto de sociedad lo leemos y pensamos "pobrecillo", pero nadie actúa...

Vale de violencia, vale de egoísmo, vale de un sistema de valores patético, vale de esta sociedad... ¡¡protejamos a nuestros menores!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...