jueves, 28 de febrero de 2008

6.- La higiene infantil de 3 a 6 años

En ocasiones la higiene es complicada para los más pequeños. Las normas de aseo para mantener una correcta higiene corporal son una base importante en la educación de nuestros hijos por todo lo que ello implica, y es que higiene y salud deben ir siempre tomadas de la mano.


Es muy importante que los más pequeños adquieran una serie de normas y hábitos saludables en lo que a la higiene respecta, ya que las rutinas que adquieran de pequeños difícilmente perderán con el paso de los años.

Una de las más importantes (y que más batallas campales genera) es la de la hora del baño.

En los primeros años de vida ese baño será en la bañera con toda nuestra ayuda, pero no debemos olvidar que pretendemos que nuestros hijos se hagan "mayores" y autónomos, por lo que es fundamental que paulatinamente ellos vayan tomando las riendas del baño, esto conseguirá que ellos se sientan importantes y participes de su higiene. Cuando un niño ya sea independiente para poder realizar esta tarea solo, es importante que les inculquemos la importancia de que es mejor ducharse que bañarse: es más rápido, más higiénico, se derrocha menos agua... pero no debemos olvidar que antes de la ducha hay cosas que preparar, y es muy conveniente que desde pequeños sepan que toda acción tiene un antes, un durante y un después. Así pues debemos hablar con el niño y consensuar una serie de normas y "cosas a hacer" para poder realizar la acción de ducharse:

ANTES DEL BAÑO: El niño debe saber que tiene que preparar la toalla/s, albornoz o utensilio para secarse, debe colocar también la ropa que se pondrá después (normalmente el pijama y la ropa interior) y también debe darse cuenta si tiene a su disposición todos los utensilios necesarios para el baño. Es un buen momento para afianzar y ampliar el vocabulario relativo al mundo de la higiene: esponja, jabón, gel, champú... También sin darnos cuenta podemos inmiscuir algunos conceptos como: toalla pequeña, grande, el tacto de las toallas, los colores, los olores... La mejor manera para que poco a poco vayan asimilando los nuevos términos y conceptos es a través de frases o preguntas. Por ejemplo, ¿te has preparado la toalla grande?, ¿me pasas el gel?, ¿por qué no te preparas el pijama azul claro?, si te das el champú en el pelo y frotas te saldrá mucha espuma, me encanta el olor de la colonia que te has echado...

DURANTE EL BAÑO: Debemos proporcionarles ideas claras y órdenes sencillas. Es un buen momento para poder asimilar secuencias temporales. Lo más adecuado es hablar con el niño para que él llegue a los siguientes "tengo que":

  1. Quitarme la ropa.
  2. Comprobar que la temperatura del agua es la adecuada.
  3. Mojarme todo el cuerpo.
  4. Poner gel en la esponja y pretarla hasta que salga jabón.
  5. Enjabonarme todo el cuerpo. En este punto podemos aprovechar para asimilar nombres de partes del cuerpo, ¿te has enjabonado las axilas?, ¡anda pero si no tienes jabón en el cuello!...
  6. Poner champú en las manos y frotarme el pelo hasta que salga mucha espuma.
  7. Aclararme hasta que no quede espuma.

DESPUÉS DEL BAÑO: Debemos preocuparnos por enseñarles a secarse bien después de salir del agua y repasar algunos puntos que pueden ser más delicados, como por ejemplo, los oídos.

Una vez vestidos, los niños deben aprender a dejar el baño limpio y colocar la ropa sucia en el lugar correspondiente, intentando que el baño quede como estaba antes de empezar a ducharnos.






Otra de las rutinas referidas a la higiene que los niños deben asimilar es el cepillado de dientes. La higiene bucal es muy importante a dos niveles: a efectos estéticos y a efectos de salud. Mantener una boca limpia es evitar problemas de caries, sarro y otros futuros problemas en la boca. Hay que acostumbrarles a cepillarse los dientes después de cada comida, y enseñarles a hacerlo de forma correcta. En esta página encontraréis algunos consejos: http://www.medicinafamiliaruc.cl/html/articulos/107.html



Pero desde luego como mejor aprenden los niños es a través de la imitación. Si nosotros tenemos estas rutinas y los niños están acostumbrados a ver estos hábitos de salud e higiene, no tendrán ningún problema en adquirirlos, ya que lo verán como algo natural.

1 comentario:

Alex Nvo dijo...

¡Muchas gracias por tu blog, esta hermoso y muy creativo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...